Poesía: Un momento de amor.

Daría ojos azules.

Duermo contigo.

Daría ojos azules, canto para ti.

Daría; con tus ojos me has emborrachado de una luz de colores.

Tú y yo no estamos en un blanco y pulido tan limpio quirófano, estamos en una nube de algodón, en un mundo multicolor, en un lugar de anillos mágicos y fragancias infinitas; estamos flotando.

Me has dejado marcado el corazón.

Me has dejado volando.

Ellos me dan las gracias y yo me muero de amor.

Gracias, ¿de qué?

Las gracias te las doy yo a ti por haberme dejado esta canción impalpable.

Esta razón intensa de haber podido estar ahí a tu lado.

Qué dulces momentos extraños e inesperados despiertan mi corazón.

Qué dulces sonrisas, miradas de ángel y astuta emoción.

Qué bonita es la vida por minutos, por momentos, por situación.

Que el despertar te sea dulce y amable, hasta siempre corazón.

Toríbia Molécula, poeta por momentos.