Cuando los abrazos no estaban prohibidos…

Al salir de CCEE un día como todos, Pildorin 🤡 y Átomo 🤡 seguidos desde lejos por su director. Se encuentran con un pequeño 🧒 que se alegra mucho mucho por nuestra presencia, comenzamos a jugar con él y reír, hacer magia y reír, hacer tonteras y reír, pero lo que más le gusto era bailar y reír, se movía y bailaba al compás de nuestras canciones, fue tanta la euforia que cuando termino corrió de tal manera  con tal felicidad que nos abrazo uno a uno con mucha fuerza y alegría, sentí tanto cariño y apreció que los ojos se me entumecían y tuve que hacerme el tonto.

Para sorpresa nuestra antes de irnos mira a nuestro director a lo lejos y nosotros decimos , “ el también viene con nosotros” y en un suspiro corrió a sus brazos y lo abrazo sin saber quien era… nos fuimos con el corazón ❤️ hinchado!!!

Doctor Átomo

 

Actua per a que actuem